Seminario Todas las naciones

Diana

Quiero contarles que antes de venir, había una petición de mi para el Señor, y era que pudiera darme una amiga que edificara mi vida, me diera consejo cuando es necesario y me ayudara a buscarle más, sin embargo, mi Dios ha sido muy bueno, no sólo me dio una, sino muchas amigas que son con las que convivo a diario y realmente edifican mi vida, así como una mentora en específico que ama al Señor y siempre está al pendiente de mi. Una de las partes que más disfruto es estar con ellas los domingos por las mañanas.

Karina

Es por eso que al llegar acá a un programa cómo Boot Camp me doy cuenta de la importancia tan grande de servir a Dios, de predicar a las personas, de la necesidad tan grande que tiene la gente de conocer el evangelio. Hasta este momento aún no sé cuál es mi llamado, pero estoy segura que cuando Dios me lo confirme lo tomaré sin miedo a lo que Dios me mande.

Lidia

La experiencia del programa del Boot Camp en el Seminario Todas las Naciones, ha sido un parte aguas en mi vida, donde Dios ha mostrado su gran amor a través de un trato en las áreas de vida que considere que estaban bien y que no necesitaba mejorar, sin embargo él ha tenido misericordia de mi vida y en este tiempo me ha enseñado a amarle sin reservas, a desearle cada día como si fuera el último de mi existencia, a no dejarme dominar por mis emociones, a vivir un día a la vez, y a ser cada vez más conforme a su corazón.

Lucía

Como estudiante de la licenciatura en Teología en el Seminario Todas las naciones es un gran privilegio para mí, el escribir esta carta para agradecerles grandemente por su ayuda incondicional. Agradezco grandemente su gran apoyo y su amor en esa ofrenda que nos ofrecen es una gran bendición para nosotros, y me conmueve el ver su gran amor por dar aun sin conocernos, me hace sentir alguien especial al recibirlas y al mismo tiempo un impulso para esforzarme en mis estudios. Espero en Dios que sean enriquecidos en todo sentido por su hermosa generosidad

Armando

Primeramente, le deseo que Dios le siga bendiciendo en su vida, en su familia y en cualquier actividad que realice, por medio de esta carta deseo darle mis más sinceros agradecimientos por su apoyo, a usted como otros hermanos que nos han brindado a todos los estudiantes del Seminario Todas la Naciones. Gracias por su apoyo en oración, tiempo, esfuerzo y apoyo monetario para que el Señor nos siga preparando para servir a la Iglesia, su esfuerzo es digno de agradecimiento, por apoyar la obra del Señor.

Arturo

Estoy en programa boot camp viviendo esta experiencia tan impresionante donde estoy dejando mi carácter y aprendido cada día más de los planes de Dios hacia mi vida, conociéndolo más en cada momento, sintiendo y vendo como el Espíritu Santo me está cambiando para ser una mejor persona, como Dios me está moldeando y liberando de mis cargas ahora que mi vida depende solo de él.

Yosafat

Vine al programa de Boot camp con el objetivo de poder tener una conversión genuina y encontrar la voluntad de Dios para mi vida a través del tiempo que paso aquí. En mi estancia en Boot Camp me he dado cuenta que el programa de teología llama mi atención, pienso que el Señor me ha llamado a su servicio, pero estoy esperando que me guie a tomar la mejor decisión.

Brayan

Lo bonito es que conocí nuevas amistades, una nueva modalidad en línea y nuevas dinámicas de aprendizaje. En el tema de formación espiritual, la oración diaria ha sido de bendición. Sé que ustedes oran por los estudiantes del Seminario Todas las naciones, hermanos gracias por el cuidado espiritual, gracias por mostrar su corazón dadivoso que bendice a los seminaristas proveyendo lo necesario para que podamos estudiar la Palabra de Dios.