Seminario Todas las naciones

Karina Alejandra

¡Bendiciones amados hermanos! Estoy muy contenta de poder escribirles esta carta, para poder expresar mi gratitud hacia ustedes con total admiración, al mismo tiempo que doy gracias a Dios por haberme permitido conocerle a la distancia, siendo privilegiada al recibir de sus bendiciones a lo largo de mi estancia en el Campus Residencial

José Enrique

Me dirijo a ustedes deseando que se encuentren bien y que el Señor Jesucristo este cuidando de su; familia, iglesia y amistades. Es un placer poder hablar un poco de lo que han sido estos últimos meses como seminarista del campus residencial, el crecimiento que hemos tenido y las constantes aportaciones que la vida residencial