Gabriel I.

Actualmente estoy en el Seminario Todas Las Naciones para ver cuál es el llamado que Dios tiene para mí, mi deseo es prepararme para ser mejor siervo de Dios y mejor hijo de familia. En el tiempo que he estado en campus residencial he aprendido mucho, por ejemplo; he podido ver lo mucho que mi carácter necesita ser transformado, lo mucho que necesito mejorar en mis hábitos de vida diaria.

Dana P.

Al principio tuve un gran temor por alejarme de mi familia, de mi casa y de la rutina que seguí durante toda mi vida, yo estaba consciente de que separarme totalmente de todo eso durante 4 meses sería un reto para mí. Lo sorprendente fue, que desde el momento en que entré a mi habitación y conocí a mis compañeras todo ese temor desapareció y me sentí como en casa, me recibieron con mucho amor y con los brazos abiertos.